Argentina se suma a la Cofradia internacional de Queseros

Argentina se suma a la Cofradia internacional de Queseros

Por primera vez en la historia, Argentina será parte de la asociación que trabaja preservando el conocimiento, potenciando el talento y fortaleciendo al sector quesero mundial. 

Con el objetivo de fomentar la calidad y proteger la identidad y tipicidad del queso en Argentina, nuestro país pasó a integrar la prestigiosa cofradía de productores, maestros queseros y afinadores, entre otras profesiones, que impulsa la preservación del patrimonio quesero mundial.  Con la presencia de Roland Barthélemy -reconocido como uno de los mayores expertos queseros del mundo- el pasado lunes se llevó a cabo, en la Embajada de Francia, la primera edición en la Argentina de la “Guilde Internationale des Fromagers”.

De esta manera, nuestro país pasa a integrar la prestigiosa cofradía de productores, maestros queseros y afinadores, entre otras profesiones, que impulsa la preservación del patrimonio quesero mundial. Se trata de la más importante asociación internacional del rubro que trabaja para promover a pequeños y grandes productores, intercambiar conocimientos, preservar la diversidad y fomentar la calidad. Al mismo tiempo la Guilde promueve la conservación de estilos y técnicas que permitan proteger la identidad y tipicidad del queso, con las características únicas de cada una de las regiones productoras, poniendo en valor las especialidades queseras.

“Mi misión en la Argentina es promover el nacimiento de un patrimonio quesero”, explicó Roland Barthélemy, la máxima autoridad mundial de la Guilde Internationale des Fromagers. En ese sentido, agregó: “Así como sucedió con la industria del vino, espero que en las próximas décadas este país sea reconocido en el mundo por la calidad y la identidad de las diferentes variedades de quesos que se pueden desarrollar aquí.”

La “Guilde Internationale des Fromagers” reconoce a quienes elaboran grandes quesos, evalúan y propician su calidad, fomentan su variedad, los ponen en valor con maridajes y recetas, los dan conocer y también a quienes los aprecian como parte del buen vivir. Así se logra el inicio de un círculo virtuoso en el que se potencian los talentos, se visibilizan los logros y se impulsa la construcción de valor en la industria.

Con la presencia del Embajador de Francia en la Argentina, se llevó a cabo la primera ceremonia en Argentina. En esta primera edición en Argentina, referentes de la gastronomía local como la maestra de cocineros Beatriz Chomnalez, el reconocido chef Donato de Santis, productores queseros como Cristina Miguens Bemberg (ex dueña de La Salamandra), Martina Cóppola (Arrivata) y Marcelo Lizzieri (Piedras Blancas) se incorporaron como nuevos miembros de esta cofradía.

La Cofradía Internacional de los Queseros es una asociación sin fines de lucro que tiene como objetivo promover la unión de los profesionales que integran el sector lácteo del mundo y preservar la nobleza de sus productos velando por la calidad e identidad. Fue creada en 1969 por Pierre Androuët, llamado “el Papa del queso”. La Cofradía se inspira en las asociaciones de artesanos, surgidas en plena Edad Media, en las pequeñas ciudades o burgos que empezaron a desarrollarse en Europa. Su misión consistía en resguardar el conocimiento, valores y buenas prácticas, agrupando a los expertos, facilitando el desarrollo de mejoras e innovaciones.

Más info en: https://www.guildedesfromagers.fr/