Descubrir qué tipo de cafetera comprar y qué características buscar es bastante sencillo si ya tenés idea de lo que esperas de tu dosis diaria de café. Sepas o no, tomá nota de estos tips a considerar para enconrar tu cafetera ideal.

¿Cuántas personas en tu hogar toman café y cuánto beberán en promedio? Si comprar una cafetera de servicio individual significará tener que preparar varias tazas por la mañana entonces quizás no sea lo más conveniente. Sin embargo, si sos el único en tu casa que toma café, entonces tal vez una cafetera de un solo servicio sea la opción ideal para vos.

En algunas situaciones, hacer una jarra de café que produce 4-10 tazas es mucho más conveniente que tratar de preparar solo una taza o trago de café espresso. Por lo tanto, pensá en quién estará tomando café en tu hogar y cuánto beberán. Las cápsulas, por ejemplo, si son para uso diario pueden encarecerte el presupuesto.

¿Cómo te gusta tu café? Esta es realmente una de las consideraciones más importantes a tener en cuenta. ¿Qué es lo que pedís cuando vas a un bar? Si solo tomas capuchinos o café con leche y tratas de ahorrar dinero comprando una cafetera, ¿la vas a usar? Y si lo haces, ¿vas a disfrutar del café que haces? Solo deberías comprar la cafetera que produzca el tipo de café que realmente disfrutas.

Independientemente de lo que decidas, asegurate de considerar tanto los costos iniciales como los costos a largo plazo de cualquier tipo de cafetera que elijas comprar. Puede que valga la pena gastar un poco más hoy si te ahorrará dinero en los próximos meses o años, o si significa que realmente utilices la cafetera que compras.

Si sos de aquellos que no salen de casa sin el café de la mañana, entonces es posible que quieras evitar cualquier cafetera que sea complicada de usar. Poner una cápsula y presionar un botón puede ser lo máximo que estés dispuesto a tratar unos minutos después de despertarse.

Otra consideración a tener en cuenta es comprar una cafetera que prepare automáticamente una taza de café a una hora específica que vos decidas. Hay docenas de modelos que son programables para preparar una jarra y tenerla esperándote para cuando salgas de la cama. Por supuesto, esos mismos modelos pueden reducir tu presupuesto, pero, es algo a tener en cuenta.

¿Preferís tu café recién molido? Dependiendo de a quién le preguntes, los granos recién molidos producen una taza de café de mejor sabor. Tener un molinillo asegura que siempre estés usando los granos de tierra más frescos. Por supuesto, siempre se puede comprar un molinillo de café por separado, pero tener uno que está integrado en la cafetera agrega comodidad y te ayuda a ahorrar espacio.

Todos hemos experimentado ese apuro matutina y olvidamos algo importante mientras salimos corriendo de la casa. Con la función de apagado automático, podes asegurarte de que tu cafetera se apague y no se quede ahí gastando energía durante todo el día. Esto te permite concentrarte en lo que realmente es importante para tu día.

Si te gusta la leche espumosa en tu café, esta función facilita la preparación de las bebidas sofisticadas de cafetería. En su mayor parte, estos se encontrarán en la mayoría de las máquinas de espresso en la actualidad, incluso en las que se encuentran en el eslabón más bajo de la escala de precios. Sin embargo, si solo pensás tomar café negro, es posible que no lo necesites.

Entonces, si estás pensando en comprar una cafetera, ya sabés todo lo que vale la pena analizar. Linio, la tienda online, acerca sus mejores consejos para que disfrutes más.