Las proteínas son uno de los pilares más importantes en nuestra alimentación. Para que nuestro cuerpo funcione correctamente y todas sus funcione se desarrollen en su plenitud, se deben consumir 8 gramos de proteínas a diario por cada 20kg en tu cuerpo.

A pesar de la creencia popular de que la única fuente de proteínas es la carne (sea de cerdo, de res o de ave), existen otras alternativas deliciosas y nutritivas. Para los vegetarianos, especialmente, presentamos algunos alimentos que aportan la proteína necesaria y sustituyen a la carne.

Huevos
Los huevos son una importante fuente de proteínas a tener en cuenta a la hora de buscar una alternativa a la carne. Un huevo entero de tamaño estándar contiene más 6 gramos de proteína. Si acaso tenés probemas de colesteral, se puede utilizar solo la clara. La clara del huevo contiene unos 3.6 gramos de proteína y no contiene colesterol en contraposición a la yema. Comer un huevo duro por la mañana o en la merienda es una buena alternativa para mantener tu cuerpo con los niveles de proteína necesarios.

Legumbres
Las legumbres como las lentejas y los porotos tienen una gran cantidad de proteínas. En la mayoría de los casos presentan entre el 20% y el 25% de su peso en proteínas y en algunos otros como los del maní y la soja llegan hasta un 38%.

Los porotos y las arvejas también son bajas en grasas y poseen una gran cantidad de hierro y fibra. Además de ser baratas, pueden conseguirse fácilmente, se cocinan en poco tiempo y pueden utilizarse en una enorme cantidad de platos, mezclándose con arroz o fideos, por lo que es una buena opción para sustituir la carne en las comidas.

Frutos secos y semillas
Los frutos secos como las almendras, las nueces, el pistacho, las pasas de uva, o los dátiles al igual que algunas semillas, como las de girasol o calabazas, no solo son una gran fuente de proteínas sino también de varios nutrientes y vitamina E.

De igual modo, las semillas y los frutos secos contienen grasas insaturadas que son muy saludables y buenas cantidades de fibra. Pueden combinarse con otros alimentos muy sanos, como con distintos vegetales, en salsas, arroz o hasta en el desayuno, en yogur, avena y cereales.

Productos de soja
Para muchos vegetarianos, los productos de soja son un factor fundamental y ello se debe a su gran valor y contenido proteico. Entre estas tantas preparaciones, podemos encontrarlo como sustituto de la carne, por ejemplo, en hamburguesas, comidas asiáticas y guisados como en el Tofu.