Además de una infusión ideal para empezar el día, el café es un gran compañero de momentos; presente en reuniones, encuentros, charlas, jornadas de estudio y más.

Aunque a lo largo de los últimos años se registró un boom del café y es posible conseguir con facilidad más variedades y probar sabores exóticos, su contenido de cafeína puede ser perjudicial para el cuerpo. Te contamos algunas cosas que conviene tener en cuenta:

1. Inhibe el sistema nervioso central.
La cafeína es miembro de la familia de los alcaloides (nicotina, morfina) y de la xantina (derivado de los principales estimulantes), y el café contiene propiedades que actúan como inhibidores del sistema nervioso central. De este modo, las neuronas comienzan a funcionar más rápido, ya que nuestro cuerpo se altera y entra en estado de alerta, aunque alrededor no esté sucediendo nada malo.

2. Contiene pesticidas.
La cafeína es producida por más de 75 plantas que son utilizadas como pesticidas y la mayoría no lo sabe. El problema detrás de eso es que los seres humanos hemos demostrado poseer un muy bajo nivel de tolerancia a la cafeína, ya que no estamos acostumbrados a consumir plaguicidas.

3. Genera dependencia.
Solo media taza de café al día puede producir una dependencia física, debido al alto contenido de alcaloides que posee que generan una adicción. Volverse dependiente, puede traer como consecuencia enfermedades como la osteoporosis y el síndromes de envejecimiento prematuro, exitación, problemas gastrointestinales e innsomio.

4. La abstinencia puede hacerte daño.
Si estas acostumbrado a beber varias tazas de café al día y de pronto dejas de hacerlo, esto podría causarte dolores de cabeza, confusión mental, letargo, estado de ánimo negativo, somnolencia, depresión y en casos extremos, vomitos.

5. Puede interferir en tu ciclo de sueño.
La cafeína tiene efectos negativos en lo que respecta a obtener un descanso de buena calidad. Muchos de nosotros hemos escuchado que no es bueno beber café en la tarde. Esto se debe a que la cafeína tarda aproximadamente seis horas en metabolizarse en el cuerpo. Es decir, que si bebiste una taza de café a las 2 de la tarde, probablemente a las 10 de la noche aún este flotando en el torrente sanguíneo, y cuando te vayas a la cama no puedas descansar bien.