Rocky es un restaurante-bar de Ramos Mejía que evoca a la cultura Pop de Estados Unidos a través de su ambientación y american-food. Desayunos, almuerzos, meriendas y cenas para compartir entre smoothies, milkshakes, cocktails y cervezas tiradas en un divertido espacio con sectores al aire libre.

 Rocky es un restaurante-bar de Ramos Mejía que lleva de viaje en el tiempo hacia la cultura norteamericana de los 80’s y 90’s con una llamativa ambientación de estilo pop-art y una cocina de impronta norteamericana. El espacio recibe a jóvenes y familias desde la mañana hasta la noche con tentadoras propuestas de desayuno y merienda, clásicos del street-food, platos elaborados, coctelería de autor y cervezas artesanales y tiradas.

Ubicado en una zona gastronómica sobre la Avenida de Mayo, Rocky tiene una amplia vereda calefaccionada con mesas y toldos que invitan a disfrutar al aire libre. Su entrada da la bienvenida una figura de Spiderman en tamaño real que cuelga de la pared. La curaduría musical acentúa el espíritu lúdico a través de grandes hits y canciones populares, y su gran barra llama la atención cargada de bebidas espirituosas y canillas de cerveza artesanal.

Su menú presenta Starters, Grills, NY Pizza, Street-Food, Special Food y Salads con nombres que hacen alusión a íconos de aquellos tiempos. En cada sección hay predominio de carnes, pero todas disponen de alguna opción vegetariana. Entre las entradas se sugieren los Celtics (súper bastones de mozzarella con tomates a la plancha y pesto de rúcula), la Warriors (salchicha ahumada en masa crocante de maíz con papas cuña, cebolla “crispy” y dips de barbacoa) y las Spurs (alitas de pollo al estilo Buffalo Wings y Cajun Style- con mostaza y miel).

Para probar en grupo hay cuatro variedades de tablas asadas que pueden pedirse para 2 ó 3/4 personas, como la Diegod que trae ojo de bife, salchicha parrillera, carne braseada, mac&cheese, huevo a la plancha, pickles de cebolla morada, pan y salsa a elección. También hay una tabla vegetariana, otra con pollo en distintos estilos y una protagonizada por cortes de cerdo. La propuesta se completa con gran variedad de sandwiches y pizzas al estilo New York.

La carta de cócteles incluye clásicos y de autor pensados para maridar los sabores de su cocina. Se lucen mezclas como el Tony Stark (Cynar, vermouth rosso, ananá, almíbar de canela y jugo de manzana), el Bronx Sugar (vodka, lima macerada, maracuyá, té verde y almíbar de canela) y el Warhol (gin, pepino macerado, infusión de malbec con frutos rojos y sowermix). Para los que prefieren las cervezas hay diferentes estilos artesanales de cervecería Blest (Pilsen, Scotch Ale, IPA, Barley Wine y Bock) y tiradas de Patagonia, Stella Artois y Budweiser, también porrones de Andes y Corona. Además, ofrecen una selección de vinos, whiskys y espumantes.

Para el desayuno o la merienda se propone panadería y pastelería artesanal acompañada de café, smoothies y milkshakes. Algunos productos sugeridos son el Avocado Toast (tostada de pan de papa con palta, huevo y mix de semillas) y la granola con yogurt, frutos rojos, banana y miel. Y el clásico americano: el Milkshake de chocolate con crema helada de vainilla con chocolate, crunchy de chocolate, oreos, bon o bon, salsa de chocolate y malvavisco asados.

Así, Rocky se presente como mucho más que un restaurante; es un lugar donde la gastronomía, ambientación y música se funde para ofrecer un encuentro distinto en un viaje por las historias de la cultura, música y deporte norteamericano. 

Rocky Point
Dirección: Av. de Mayo 323, Ramos Mejía.
Horario: Domingo a jueves de 8:30 a 1am. Viernes y sábado de 8:30 a 3 am.
Instagram: @rockyrestaurantbar