La cocinera Marina Becher continúa acercando propuestas para que la cocina se convierta en un espacio de juego, aprendizaje y creación entre grandes y chicos. Hoy nos comparte dos recetas clásicas con un twist especial para hacer de la cocina una experiencia «divertida».

FORMITAS DE POLENTA

Todos los chicos suelen ser fanáticos de las patitas o los alimentos con formitas que venden en el súper, pero lo cierto es que no son tan sanos como los que se pueden preparar en casa. Por eso, la cocinera Marina Becher comparte una alternativa fácil y muy tentadora: Formitas de polenta, divertidas y saludables.

Ingredientes:

1 litro de leche
100gr de manteca
250gr de polenta
200gr de queso rallado
3 yemas
Sal y pimienta

Procedimiento:

En una olla grande calentá la leche, sin que llegue a hervir. Cuando esté bien caliente agregá la manteca y dejá que se derrita. Mezclá bien. Verté la polenta sobre la leche bien caliente, siempre en forma de lluvia, para evitar grumos. Y no hay que dejar de revolver con un batidor de mano hasta que la mezcla quede bien homogénea. Agregá el queso, las yemas de a una y condimentá. Cuando la masa esté bien espesa verté sobre una bandeja -previamente rociada con rocío vegetal-, y dejá enfriar. Extendé la masa sobre la placa, cortá las formitas y cociná al horno o en una sartén.

CHUPETINES TARTA

Esta receta es un éxito, especialmente para los cumpleaños, días de picnic y para hacer y disfrutar comiéndola con los chicos. ¡Una receta entretenida para preparar en familia en estos días de estar en casa!

Ingredientes:

Salsa blanca:
100gr de manteca
3 cucharadas de harina 0000
½ litro de leche
Sal y nuez moscada
Chupetín
12 Palitos de helados
1 paquete por 24 unidades de tapitas de empanadas copetín

Relleno:
1 huevo
100gr de queso mantecoso
1 taza de Sabor: Espinaca, choclo, mas queso, puré de calabaza, puré de brócoli etc..

Procedimiento:

Salsa blanca:
Colocá la manteca en una cacerola y mientras se derrite revolvé con una cuchara mientras vas sumando la harina. Va a quedar como una pastita. Cocínala un ratito y agrégale la leche y batí con un batidor para que no se formen grumos. Apaga el fuego y salpimentá. Para terminar el relleno súmale un huevo ligeramente batido, queso rallado y el sabor que mas te guste como espinaca, calabaza, etc. Dejar enfriar.

Armado:
En una placa rociada con rocio vegetal coloca separadas algunas tapitas copetín. Poneles un palito de helado como figura en la foto. Luego agregale una cucharadita de relleno en el medio. Moja el contorno con un poquito de agua y luego tapalo con otra tapita copetín. Podes pintarlo con huevo y hornearlo hasta que este doradito.

Para más tentadoras recetas podés seguir este link https://www.instagram.com/marinabechercocina/ o hacer click acá.