Como cada 30 de noviembre, hoy se celebra el “Día Nacional del Mate”, a partir de la ley sancionada en diciembre de 2014 por el Congreso de la Nación que conmemora el nacimiento del caudillo “Andresito” Guacurarí y pone en valor a nuestra “Infusión Nacional”. Compartimos los tips para tomar el mate perfecto.

El mate es nuestra bebida nacional y todo un símbolo de compañerismo y solidaridad. Esta infusión de agua caliente y hojas del árbol de la yerba mate de origen guaraní es parte indivisible de nuestra identidad, tanto así que tiene su propio libro.

De la mano de la especialista, Karla Johan, sommelier de mate, compartimos un fragmento de «El Libro de la Yerba Mate» (Del Nuevo Extremo Editores) con los mejores consejos para cebar el mate perfecto.

  • Llenado
    Primero debemos llenar un mate (cualquier material), con una yerba de calidad, hasta tres cuartas partes, no llegamos a la superficie ya que al cebarlo se inflará la yerba
  • Agitar el mate
    Tapamos el mate con la palma de la mano, lo damos vuelta -boca abajo- y lo agitamos enérgicamente. Este proceso es fundamental para mezclar bien los componentes de la yerba, principalmente el polvo, que su sabor sea uniforme y no se tape la bombilla. Luego volvemos a la posición inicial, inclinando un poco el mate.
  • Comenzar el mate
    Al dejar la yerba a un costado del mate, nos permite divisar un canal en el cual colocaremos el agua tibia, cuidando de no mojar la yerba seca que quedó en el otro extremo ya que esta nos alimentará los futuros mates. El agua debería estar a cuarenta grados centígrados, en promedio. Si estamos fuera de casa y solo disponemos de agua caliente del termo, podemos utilizar la tapa que estos traen para enfriar un poco este agua. Dejar reposar unos segundos el agua en el canal y luego colocar la bombilla.
  • Ensillar el mate (colocar la bombilla)
    Colocamos la bombilla hasta el fondo, acto que se denomina en el campo «ensillar». Debemos tener en cuenta no mover la bombilla demasiado porque lograríamos taparla. A lo sumo la inclinamos en sentido contrario de donde quedó la yerba seca, es decir para el lado que va a tomar el mate, con la panza hacia la pared del mate. Ahora sí podemos comenzar a colocar el agua caliente, justo donde está la bombilla. El primer mate lo toma el cebador y el segundo se lo da al invitado especial, según la tradición.
  • El agregado de agua caliente
    El agua para esta infusión debería consumirse entre los 75 y 82ºC, dependiendo del gusto de cada uno. Esta temperatura es la ideal, si de temas de salud hablamos. Pero hay que ser realista y ver que nuestra cultura nos lleva a cebar con agua más caliente. En algunas zonas, principalmente en el sur del país donde las temperaturas promedio son más bajas, se llega casi a hervir el agua. En estos casos es conveniente usar una yerba con más polvo, así el mate no se lavará tan rápido.
    En el caso del mate dulce el procedimiento es el mismo, con la diferencia de que se agrega un cuarto de cucharadita de azúcar al cebar cada vez el mate. El azúcar debe colocarse sobre la bombilla o bien en el termo, esta técnica es la mejor ya que verter el azúcar en forma directa sobre la yerba puede producir un sabor metálico.

Ahora sí, ¡a disfrutar! Sea tu mate de calabaza, madera, o metal, trata de procurarte una buena yerba y una buena compañía para hacerle honor a esta hermosa tradición argentina.