Vinos de Potrero, nuevo lanzamiento de Gualtallary

Vinos de Potrero, nuevo lanzamiento de Gualtallary

Elaborados bajo la experta mirada del enólogo Bernardo Bossi Bonilla, llega al mercado una nueva promesa en el Valle de Uco. Una bodega familiar que presenta sus primeras etiquetas y se las trae. 

Nacido de un sueño que comenzó en el año 2010, cuando Belén Soler Valle y Nicolás Burdisso, compraron su primera finca en el Valle de Uco. Luego de mucho trabajo, tiempo y dedicación, nació Vinos de Potrero proyecto que hoy se lanza en Argentina y el mundo.

Unidos por la contradicción, cuanto más pobre sea el terroir y el potrero, mejores serán los resultados. Para concebir un vino de excelencia, la vid necesita de un terroir que desafíe al máximo su potencial, al igual que ocurre en la formación de un jugador de excelencia, que necesita de un potrero que de joven estimule sus virtudes y forje su talento. Aquella vid que tolera el crudo frío de la noche y el abrasador sol del día, la falta de humedad y la altura de los Andes para sobrevivir, conseguirá que sus frutos maduren de manera excepcional.

“La idea comenzó como un ensayo, un sueño que fue construyéndose, en el que queríamos sentirnos cómodos, bien acompañados y seguros. Hoy tenemos la primera camada de vinos elaborados por profesionales que admiramos y queremos, que trasladaron sus conocimientos y sensibilidad a los vinos y que sobrepasaron los estándares de calidad que buscábamos”, cuentan Belén y Nicolás al hablar del proyecto.

La elaboración del vino se define en el viñedo, es allí donde influyen de manera determinante la ubicación, el suelo, el clima y la variedad elegida. Todos los viñedos de donde proviene la uva para elaborar Vinos de Potrero se encuentran en Gualtallary, Valle de Uco. Son 4 pequeñas fincas (de entre 3,4 y 4,6 Has) vecinas entre sí, con perfiles de suelo y exposición al sol similares pero no idénticas. De ellas se obtiene el Malbec y el Cabernet Sauvignon con los que se elaboran el 100% de los vinos tintos.

A continuación,la línea completa de los flamantes Vinos de Potrero:

MALBEC DE POTRERO (2016)
La mayor expresión del Malbec de Gualtallary, combinando pureza de fruta con notas florales y minerales del terroir. Un vino que siendo fresco y fácil de beber, sea al mismo tiempo honesto y complejo. Añada dificultosa pero de gran resultado cualitativo debido a la merma en la producción.
CRIANZA: 6 meses barricas de primer y segundo uso.
PUNTAJES: Revista Decanter edición 2017 88; Robert Parker 88; Descorchados 90; Guía Peñin 90.

Precio: $240

RESERVA DE POTRERO (2016)
La diferencia respecto de Malbec de Potrero radica eminentemente en la calidad del caldo, al cual se le dedica unos meses más de madera pero siempre cuidando que la fruta y el terroir queden como protagonistas.
CRIANZA: 12 meses barricas de primer y segundo uso.
PUNTAJES: Informe Malbec 2017 (Alejandro Iglesias y Joaquín Hidalgo) 95, #13 de Argentina; Robert Parker 90; Descorchados 92; Guía Peñin 91.

Precio: $320

GRAN MALBEC DE POTRERO (2015)
Malbec con pureza, elegancia, complejidad y reflejo de terroir. Todo al mismo tiempo. Fácil de decir, pero difícil de lograr.
CRIANZA: 12 meses barricas de primer y segundo uso.
PUNTAJES: Revista Decanter edición 2017 93; Robert Parker 90; Descorchados 94; Guía Peñin 89.

Precio: $450

EL DEBUT DE POTRERO (2014)
Lograr un gran vino de calidad internacional, que sea un fiel reflejo del potencial de Valle de Uco y Gualatallary en particular como terroir único. Potencia aromática, profundidad de aromas, boca con amplitud pero acompañada por frescura y toques minerales.
CRIANZA: 18 meses barricas de primer y segundo uso.
PUNTAJES: Robert Parker 90.

Precio: $800