Villa Crespo foodie: top 10 para salir a comer

Villa Crespo foodie: top 10 para salir a comer

Villa Crespo es uno de los 100 barrios porteños y hasta hace un par de años se lo conocía solo por sus talleres mecánicos y el club de fútbol Atlanta. Sin embargo, en el ultimo tiempo se convirtió en una especie de “meca” para foodies. Lejos de las prestensiones palermitanas, el barrio ubicado en el centro geográfico de la Capital ofrece comidas deliciosas a precios amables.

Un recorrido por los más emblemático de la zona

1.Café Crespín
Se trata de un restaurant con una propuesta de estilo deli neoyorquino. Uno de los pioneros en servir brunch en la Ciudad. Se destaca por su panadería artesanal en donde brillan los rolls de canela, las galletitas con chips de chocolate y galletas de canela. Sus desayunos y meriendas son los más buscados; sustanciosos y disponibles para consumir durante todo el día. Desde unas deliciosas tostadas de pan de brioche con panceta y huevos revueltos hasta un platón de frutas de estación con granola casera. Además, para el almuerzo ofrecen una amplia variedad de sándwiches y ensaladas, y otras inspiraciones que varían según el día.

Vera 699, esq. Acevedo. CABA

2. Mazzo

En la misma línea que Café Crespín, ofrece desayunos y meriendas, destacándose la panadería artesanal. Ubicado en la esquina de Gurruchaga y Velasco, tiene un espacio al aire libre y ofrece ensaladas, sandwiches, picadas y tapeos. Los fines de semana hay brunch y como un plus: son pet-friendly y hasta otorgan a las mascotas un platito con agua sin cargo.

Gurruchaga 707, esq. Velasco.

3.La Mamma Rosa

Típica cantina argento-italiana, con mucho barullo y abundancia. Los comensales son agasajados con un platito de mortadela de cortesía al sentarse a la mesa y las especialidades son, por supuesto, las pastas. Desde fucciles al fierrito, hasta canelones. Todo casero y con una amplia variedad de salsas.  Además, ofrece minutas y otros platos más elaborados y de olla. Al mediodía ofrece menú ejecutivo y por la noche, vale la pena ir con tiempo ya que se llena.

Jufré 202, esq. Julián Álvarez.

4. Angelito


Pizzería de impronta barrial, adornada con los colores del club Atlanta y dueña de las mejores milanesas de la zona. Aunque su pizza de media masa es la que predomina en la carta, sus milanesas de pollo y carne son las más solicitadas gracias a su imbatible relación precio-calidad. Gracias a su ambiente descontracturado, todos los días lo eligen familias, parejas, grupos de amigos y hasta solitarios. Para comer en el local, delivery o take away.

Camargo 490, esq. Scalabrini Ortiz.

5.Shandong

Uno de los mejores restaurantes de comida china de la Ciudad. Su fachada no es exactamente llamativa pero sorprende la gran cantidad de comensales argentinos que se sientan a cenar en el interior del salón. El plato estrella de este lugar son los Jiaozi, típicos ravioles chinos, que se sirven fritos o al vapor, rellenos de cerdo o vegetarianos. También se destaca el Kung Pao, tradicional pollo frito y picante, sin contar su exquisito Chaw Fan. Para comer en el salón y take away. Además, poseen una interesante carta de vinos y por si fuera poco, no cobran cubierto.

Vera 468, esq. Scalabrini Ortiz.

6. Café San Bernardo

Este bar supo ser la guarida de personajes imprescindibles de nuestra cultura como el músico Osvaldo Pugliese o los poetas Juan Gelman y Celedonio Flores. Fundado en 1957, el local se destaca por sus mesas de juegos como el pool, el billar y el ping-pong, que convoca noche tras noche a cientos de jóvenes y extranjeros. Con una carta sencilla pero completa, el San Bernardo parece haber quedado detenido en el tiempo. En su gran salón con paredes de ladrillo a la vista y luz blanca, los mayores conviven con la juventud que se acerca, sobre todo, los martes para la ya tradicional “noche de ping pong”. Para comer: las papas fritas con muzzarella y provenzal son un clásico. La porción es enorme y se comparte; esta es la estrella del “Sanber”, ya que se adapta a su carácter sociable y para compartir.

Av. Corrientes 5436, esq. Acevedo

7. Cooperativa La Dignidad

Un lugar cuyo nombre reza “bar político, social y cultural”. De ambiente relajado y con precios accesibles, se destacan sus comidas caseras, servidas en porciones abundantes. Además, los comensales pueden elegir un libro para entretenerse o jugar un juego de mesa. Los fines de semana se congregan decenas de personas en su vereda y algunos dias de la semana, hay proyecciones de diferentes documentales.

Aguirre 29, esq. Estado de Israel.

8. Salgado Alimentos

En la esquina donde hoy funciona este restaurante gourmet especializado en pastas, antaño funcionaba un fábrica de pastas. Si bien el lugar no ostenta una gran decoración, las heladeras con mostrador, la luz fluorescente y los pingüinos de vino logran un ambiente cálido, mezcla de bodegón y restó moderno, y ante todo, acogedor. Pero el punto fuerte es la comida y se destacan algunas creaciones como los gnocchi de mostaza, los ravioles de queso de cabra, rúcula y tomates secos, y los canelones con brócoli e hinojos.

Ramírez de Velasco 401, esq. Aráoz.

9. 878 Bar

Detrás de una puerta de madera, sin demasiada señaléctica, se esconde uno de los mejores bares de Buenos Aires. Su imponente barra comprende una colección de los más exóticos destilados, y la experiencia del bartender Julián Díaz congrega decenas de clientes y hasta a los mismos bartenders, que se acodan en su barra para disfrutar de la excelsa mixología y una gran atención.

Thames 878.

10. El Chiri

Excelente lugar para refugiarse del frenesí de las compras por los outles de la calle Aguirre. El lugar es pequeño pero acogedor y se destaca, sobre todo, por la sabrosura de su comida. Los sándwiches son su especialidad, siendo los más destacados el de pastrón casero, el bagel de salmón ahumado y el de bondiola desmechada.  También hay shawarma, ensaladas y distintas opciones vegetarianas. Para comer rico y abundante en un ambiente relajado.

Juan Ramirez de Velazco 806.

Bonus Track:

Cervecería 11.25 y Los Caminantes (¡y cada vez más!)

El boom cervecero no pasó inadvertido en este barrio ubicado en el centro geográfico de la Ciudad.

En las inmediaciones del Parque Centenario abrió 11.25, con varias canillas y una propuesta de finger food bien lograda.  El happy hour se extiende desde las 19 a 20:30 y la pinta se consigue a  $45. En Leopoldo Marechal 832

Por otra parte, del otro lado del Parque, en una pintoresca esquina, abrió Los Caminantes, cerveza fría y estilos originales, con una relación precio-calidad imbatible. Queda en Sarmiento 4701