Ya llevamos más de 100 días en cuarentena y en el transcurso del aislamiento, son muchos los hábitos que se han modificado. En lo que se refiere a la alimentación, el aumento del tiempo libre lleva a las personas a pasar más tiempo en la cocina, elaborando preparaciones que no solían preparar y comiendo más por aburrimiento. Compartimos tips para mantener la alimentación en orden.

Según un estudio realizado por El Instituto de Tecnología UADE (INTEC), a medida que los días en cuarentena se incrementan el pedido de alimentos por delivery aumenta, como así también el consumo de alcohol. La incertidumbre respecto a la disponibilidad de alimentos y la posibilidad de compra parece ser que ha disminuido ya que la cantidad de personas que declararon racionalizar sus alimentos se ha reducido. Otra de las conductas que se disparó fue la de comer por aburrimiento, algo que sabemos que en el corto plazo, es perjudicial para nuestra salud.

Así de la mano de Diego Sivori (Licenciado en Nutrición y director de la Licenciatura en Nutrición de UADE), Gabriel Santangelo (Médico Pediatra, Magister en Salud Pública) y Ayelén Borg (Licenciada en Nutrición y docente universitaria), compartimos las siguientes recomendaciones:

  • ¡Seguí quedándote en casa!
    Evita o limita tus salidas de compras, es clave que todos disminuyamos nuestras salidas, en especial las personas de más de 60 años, para lograr esto las personas menores pueden ayudar a este grupo a disminuir el número de sus salidas, contactar a familiares y vecinos y ayudarlos a realizar sus compras puede ser una buena acción para logar que este grupo de riesgo baje el promedio de sus salidas.
  • Aprovechá la entrega a domicilio y la compra virtual:
    Esta opción puede reemplazar una salida, es importante identificar si en los negocios del barrio que habitualmente compramos tiene este servicio que puede ayudarnos a mantenernos abastecidos evitando salidas innecesarias. Muchos negocios no tienen páginas web, pero toman los pedidos por teléfono o mensajes.
  • Planifica tu alimentación:
    De esta manera podes hacer una buena compra con todo lo que vas a necesitar por varios días y así evitar las salidas frecuentes. Al mismo tiempo la planificación es importante para evitar que los alimentos se pongan feos y tengas que desecharlos.
  • No dejes de sanitizar tus compras:
    Al volver de la calle o al recibir la mercadería es importante higienizar bien todo lo que ingrese al hogar. Te recomendamos lavar bien las frutas y verduras, para esto primero debes enjuagarlas con agua para eliminar tierra e impurezas y luego desinfectar sumergiéndolas en agua con 3 gotas de lavandina/litro (dejando actuar 20 minutos).También es importante sanitizar las bolsas, las bandejas y diferentes empaques como enlatados, botellas, etc. y las mesadas en las que hayan apoyado las cosas. Para esto puedes usar una solución de agua con alcohol en proporción 70/30 o de 1 cucharada sopera 15 cm³ de lavandina /5 litros de agua.
  • ¡Sácale provecho al freezer!
    Muchas verduras pueden almacenarse en el freezer y así aumentar su vida útil, evitando que tengamos que salir a comprar todo el tiempo alimentos frescos. Algunas podés cocinarlas previamente y otras se pueden almacenar incluso crudas. Fraccioná los alimentos como quesos, panes, carnes, etc. así cuando los tengas que descongelar, sacas sólo la porción que necesites.
  • Si vas comer por aburrimiento (¡hacelo saludable!)
    Es importante planificar también este picoteo por aburrimiento, pequeñas raciones nos pueden ayudar a comer saludablemente: frutas ya peladas en la heladera, frutos secos, pedacitos de carne cocida y cortada, verduras crudas como tomates cherrys, apio, zanahoria podrán ayudarnos a hacer estas colaciones. Aprovechá el tiempo libre para realizar comidas caseras y probar nuevas recetas. Una gran mayoría destacó que ha cocinado preparaciones que no realizaba habitualmente como actividad de tiempo libre. Esto es una gran oportunidad para promover la cocina casera y probar nuevos platos y descubrir nuevos sabores, aumentando la variedad de tu alimentación. Es un muy buen momento para descubrir nuevos productos y preparaciones. Compartí estas recetas por los medios digitales y porque no un día almorzá o cená (compartiendo vía internet) con esa persona muy querida que hoy está lejos de tu mesa.
  • No te olvides de tomar agua
    Hidratarse bien es fundamental en este periodo y hacerlo con agua es siempre la mejor opción, seguí el consejo de tener siempre agua fría en tu heladera. Si saliste a la verdulería, no te olvides de comprar naranjas, pomelo y/o mandarinas con las cuales podés hacer el mejor jugo natural. Una limonada clásica será muy buena base para combinarla con miel, menta, jengibre o romero. ¡No es momento para compartir el mate! Esta infusión sigue siendo nuestra preferida pero hoy debemos crear un nuevo hábito, un mate para cada uno, compartamos el momento y el agua, pero cada uno con su mate.
  • Reciclá tus alimentos
    Es importante cuidar la economía de tus alimentos, muchas personas han detectado un mayor gasto en alimentos, te recomendamos que antes de comprar mires bien que tenés en tu alacena y heladera. Es momento de usar esas legumbres guardadas, esas latas del fondo de estante y todo lo que tengas en la heladera.
  • Seguí haciendo ejercicio
    Detectamos que las personas que hacen actividad física buscan la forma de continuar esa actividad en su casa (¡excelente hábito!). Recomendamos buscar diferentes formas de moverte en tu casa, hay miles de tutoriales y clases en línea que pueden motivarte para continuar o mejor aún comenzar a moverte.