En el año 2015, tres amigos de infancia fundaron PEER CIDER BREWERY. El proyecto surgió de una de las peores crisis que tuvo el Alto Valle del Río Negro, por eso los tres fundadores Marco Zec, Marco Dogliani y Nicolás Aragón, decidieron ir más allá de la producción de la sidra: producir sidra poco convencional y difundir el mensaje que la sidra puede ser una bebida para toda ocasión.

Los socios se propusieron trabajar con la sustentabilidad como bandera apoyados en tres pilares: sustentabilidad ecológica, sustentabilidad económica y sustentabilidad de conocimiento. En lo que toca al medio ambiente, PEER aspira a tener una huella de carbono neutra y un impacto neto positivo para el año 2024. El segundo pilar está basado en poner en valor a la industria y los actores de la cadena. PEER aprovecha recursos preexistentes de la industria local y fomenta el crecimiento en conjunto de la actividad.

Del pilar de la sustentabilidad de conocimiento nace la nueva variedad de PEER – PEER Levaduras Nativas. Es una variedad creada en colaboración con la Universidad Nacional del Comahue y el CONICET (Neuquén). Esta iniciativa le permitió a PEER involucrar a los científicos locales generando un valor tanto para la misma empresa, como para la universidad con las publicaciones científicas y tesinas.

¿Cómo es el proyecto levaduras nativas?

La fermentación es el proceso central en la elaboración de bebidas alcohólicas. El mosto fermenta gracias a las levaduras que en su proceso de alimentación descomponen carbohidratos y otros compuestos orgánicos. Cada levadura es única, prospera y se comporta distinto a distintas temperaturas y condiciones, y se alimenta de forma distinta. Por este
motivo un mismo mosto puede fermentarse de formas muy distintas utilizando cepas distintas, o incluso tener una gran variación de sabores si se utiliza la misma levadura para fermentar a dos temperaturas distintas.

Al equipo de PEER se les ocurrió que querían utilizar su propia levadura para crear una sidra única haciendo homenaje a la Patagonia. Entonces, recurrieron a la Universidad Nacional del Comahue (UNCO) y el CONICET para llevar a cabo el proyecto. El equipo de PROBIEN (instituto de doble dependencia UNCo-CONICET) especializado en sidras que son docentes-investigadores y estudiantes de la UNCo, estuvo al lado de PEER desde el momento 0 brindándolo apoyo en distintos ángulos pero el proyecto “Levaduras Nativas” movilizó a ambas partes e hizo que trabajaran en conjunto aun más.

“Levaduras Nativas fue un proyecto que comenzamos a desarrollar hace 2 años en el marco de un convenio de investigación con la Universidad Nacional del Comahue y el CONICET, en base a una especie de levadura distinta y adaptada al frío. Es una levadura salvaje que se
encuentra presente en los frutos del bosque y que los nativos utilizaban para hacer chicha. El resultado de la fermentación es un producto totalmente distinto y que creemos es muy buen complemento a nuestra querida PEER Original”, cuenta Marco Zec, co-fundador y maestro sidrero de PEER.

El resultado es una sidra bien patagónica, seca y llamativa, que contrasta una acidez bien marcada con un aroma fresco y notas verdes que la equilibran. Es el nuevo orgullo de PEER, una sidra argentina hecha con ciencia y con amigos. PEER Levaduras Nativas se podrá compar en la tienda online de PEER CIDER BREWERY a partir de finales de junio: http://tienda.peercider.com/ y próximamente se venderá en muchos lugares del país. Para conocer más, se puede visitar peercider.com.