Llega al aeropuerto de Ezeiza una nueva propuesta gastronómica que propone una parada diferente antes de abordar un avión: una experiencia de fiambres, quesos y los mejores vinos argentinos.

El aeropuerto de Ezeiza es un lugar colmado de emociones. Por allí circulan quienes emprenden viaje hacia nuevos horizontes y también quienes descubren el país por primera vez. Para todos ellos, hoy llega a la Terminal C dentro del área de preembarque una nueva propuesta gourmet: Fausto Wine Bar.

De la mano del chef Rodrigo Sieiro, en Fausto se ofrecen distintas preparaciones, todas elaboradas con los mejores productos de las diferentes regiones del país. Sin duda, uno de los principales atractivos del lugar es su concepto de wine bar con una destacable selección de vinos minuciosamente creada por el sommelier Matias Prezioso, quien además se desempeña como el presidente de la Asociación Argentina de Sommeliers.

Fausto ofrecerá desde desayunos, sándwiches, ensaladas hasta las destacadas tablas de quesos, fiambres o mixtas. Entre la variedad de opciones clásicas para desayunar, se destacan el desayuno Saludable (con tostadas, queso blanco, mermelada o miel, yogurt de búfala con granola y frutas, membrillo y quedo atuel) o el de estilo Americano, que incluye salchicha, jamón cocido, pan tostado, queso blanco, queso gruyère, yogur de búfala con granola y frutas.

Todas las tablas incluyen pan de campo que, además, se caracteriza por ser de La Fuerza bakery, elaborado a base de masa madre y horneado en el día, lo que le aporta indiscutible calidad y frescura. Entre los fiambres, se pueden elegir tres opciones: la primera incluye jamón crudo, salame criollo y Leberwerst; la segunda tiene bresaola, jamón cocido y salchicha; y la tercera incluye bondiola, mortadela y salame napolitano. Las tablas de quesos también incluyen, como primera opción, queso brie, gruyère y búfala de Florencia; como segunda, queso doble crema, queso tres leches y pecorino; y como tercera, queso atuel, crotti y patagonzola. Entre las tablas mixtas, están la de pecorino, mortadela, Leberwurst; la de jamón crudo, gruyère, búfala de Florencia; o la de jamón cocido, queso atuel y bresaola.

La carta también refleja variedad de sándwiches con tentadoras opciones, como el de brie con jamón cocido en pan de campo; el de salchicha y mostaza, elaborado con pan de campo, salchicha, queso atuel y mostaza Dijón; o el de trucha y stracciatella, con pan de campo, trucha, pepinillos, espinaca y stracciatella. Entre las ensaladas, se puede elegir desde la clásica Capresse, pasando por una de verdes, queso y fiambres y más.

El vino es, sin duda, una de las bebidas argentinas más populares a nivel mundial, y la propuesta de Fausto se enfoca en mostrar la calidad y diversidad del vino argentino, buscando como punto primordial que el argentino que está viajando afuera o el extranjero que está pasando sus últimos minutos en esta tierra, se lleve lo mejor del país. A lo largo del espacio se encuentran distribuidos los dispensers con gran variedad de vinos de Salta, San Juan, Mendoza y Patagonia, todas con bodegas y etiquetas que representan a cabalidad la historia de Argentina como país con tradición de vino.

De esta manera y con una propuesta de sabor y calidad, Fausto se convierte en una parada obligada antes de despegar, presentándose como la oportunidad perfecta para conocer alguna de las mejores riquezas que Argentina tiene para ofrecer.

Fausto
Terminal C, Aeropuerto Ezeiza, Buenos Aires.
Medios de pago: efectivo y tarjetas
Facebook e Instagram: @Faustowinebar