En su libro «Fresco: 150 recetas inspiradas en las estaciones», la entrañable cocinera y pastelera de la televisión, Anna Olson, comparte una gran variedad de ideas y consejos para tener siempre a mano. En honor a la estación, compartimos una receta muy especial. En palabras de la autora, «El más reconfortante de los postres de otoño. Y además se cocina en cuestión de minutos».

Crocante de manzanas y pasas

Ingredientes:

Cobertura:
– 1/2 taza de harina
– 1/2 taza de avena arrollada
– 1/2 taza de azúcar negra
– 5 cdas de manteca a temperatura ambiente
– 1 cdta de canela molida
– Pizca de sal
– 1/2 taza de nueces pecan, picadas

Fruta:
– 4 manzanas verdes, peladas, descarozadas y cortadas en dados de 1 cm
– 1 taza de arándanos rojos o pasas de uva
– 1/3 taza azúcar
– Cáscara y jugo de una naranja pequeña

Consejos:
– Esta es una receta tan fácil de recordar que, con una vez que la haya preparado, o a lo sumo dos veces, ya tendrá en la cabeza las proporciones grabadas en la memoria.
– Si preparo este crocante solo con manzana y no uso arándanos u otra fruta ácida, no es necesario agregar azúcar a la fruta.

Preparación:

  • Precalentar el horno a 160º
  • Enmantecar un molde cuadrado de 20 cm o seis ramequins de 150 ml.
  • Para la cobertura, combinar en un bol la harina, avena, azúcar, manteca, canela y sal. Trabajar la mezcla con los dedos hasta que tenga la textura de migas gruesas. Mezclar las nueces y reservar.
  • Para la fruta, revolver las manzanas y los arándanos o pasas con el azúcar y cáscara y jugo de naranja. Llenar con la fruta el o los moldes y echar por encima un poco de la cobertura.
  • Hornear hasta que esté burbujeante y las manzanas estén tiernas, unos 30 minutos.
  • Dejar enfriar ligeramente
  • Servir caliente, cubierto con helado o crema, a su gusto.