Bocuse D’Or, el equipo argentino va camino a Francia

Bocuse D’Or, el equipo argentino va camino a Francia

La Selección Argentina de cocineros que participa en el Mundial de Cocina Bocuse d´Or 2019, pasó a la última etapa tras lograr el tercer puesto en la instancia clasificatoria del continente americano y ganó su lugar para participar en Lyon.

El equipo encabezado por el chef Emiliano Schobert obtuvo el tercer puesto en México y ganó su lugar para participar en Lyon. Ocurrió los pasados 12 y 13 de abril, en la capital de México, cuando 11 países de América del Norte, Centroamérica y Sudamérica demostraron lo mejor de su gastronomía para lograr estar entre los cinco mejores de América.

Estados Unidos (1°), Canadá (2°), Argentina (3°), Brasil y Chile, pasaron a la última etapa de este exigente concurso culinario internacional. Estas cinco delegaciones recibieron el mayor puntaje por sus menús a base de salmón y a base de cochinillo y frutos rojos. Las creaciones fueron evaluadas por un prestigioso jurado de chefs de distintas partes del mundo, entre los que se encontraba Mathew Peters, ganador del Bocuse d´Or en 2017.

El equipo argentino que participó, y participará de la final está compuesto por Emiliano Schobert, Marcelino Gómez (Presidente de la Academia), Fernando Lococo (Coach), Daniel Tolosa (Coordinador Gastronómico) y Huilen Ingram (Segunda Commis). También, Manuela Carbone, que fue distinguida como la Mejor Commis del certamen.

La final se realizará los días 29 y 30 de Enero de 2019, en la ciudad de Lyon, Francia. Allí, Argentina competirá por el podio contra otros 23 grandes países en materia culinaria.

Esta edición estuvo marcada por la emoción ya que fue la primera selección del Bocuse d’Or después del fallecimiento de Paul Bocuse el enero pasado, padre y creador del concurso, y Chef del Siglo. Al final de una emotiva ceremonia de entrega de premios, después de un conmovedor homenaje al chef que había dedicado su vida al arte de la gastronomía, el chef de Estados Unidos de América recibió el trofeo de la mano de Jérôme Bocuse, hijo de Paul Bocuse y ahora Bocuse d’Or presidente.