Antares presenta su “Canilla Verde”

Antares presenta su “Canilla Verde”

La cervecería pionera de Mar del Plata presenta su nueva “canilla verde” a través de la cual circularán distintas cervezas con algo en común: un alto contenido de lúpulo.

Antares, la cerveza artesanal que inició la movida en nuestro país, sigue marcando el rumbo y esta vez para alegría de los amantes de la cerveza bien lupulada creó la “Canilla Verde”. Se trata de una nueva canilla exclusiva para cervezas con alto contenido de lúpulo. A partir de ahora y sin parar desfilarán por allí la Doble IPA, APA (Amigos para Antares, creada por un grupo de cerveceros en homenaje a sus 20 años), la Red IPA, la Belgian IPA, la Black IPA, la American IPA (en colaboración con Bierhaus) y todas las IPAs u otras que se les puedan ocurrir a Leo Ferrari, socio fundador y Brewmaster de Antares, ya que la idea de esta nueva canilla es innovar, crear y aprender con diferentes variedades de lúpulos.

Muchos de ustedes ya lo saben. El lúpulo es un camino de ida. Porque nos encanta el lúpulo, porque ustedes lo piden, y porque las IPAs nos salen ricas, nos animamos a más. Y armamos una canilla exclusiva para cervezas lupuladas”, anticipa Leo, quien desde hace años colabora dando impulso a la producción de lúpulo local en Sierras de los Padres.

Cabe destacar que el lúpulo aporta amargor a la cerveza y se lo mide a través del IBU que significa Unidad Internacional de amargor (IBU por su nombre en inglés: International Bitterness Unit). Es un número que denota el tenor amargo de la cerveza, y cuanto mayor el IBU, más amarga será la cerveza. Además de amargor, el lúpulo ofrece aromas que pueden ser: frutales, cítricos, terrosos, herbales y florales.

El lúpulo es una planta trepadora de la cual solo se utilizan las flores femeninas para dar amargor y aromatizar la cerveza. Éste se añade durante el proceso de cocción del mosto durante diferentes momentos de manera que se potencia el amargor, el sabor o el aroma dependiendo del tiempo en el que el lúpulo está en contacto con el mosto en ebullición. El lúpulo preserva también al mosto de la contaminación bacteriana debido a su contenido de sustancias con propiedades bacterostáticas como los taninos.

Las cervezas lupuladas van muy bien con platos picantes o especiados. Maridan bien con comida mexicana como nachos y fajitas. La cocina india como el pollo al curry o la tailandesa también son una buena opción. Además puede acompañar papas bravas, pizzas y empanadas bien picantes.