Con su compromiso de apoyar a los deportistas locales, San Ignacio acompaña en su gira internacional a la destacada nadadora. Luego de lograr el tercer puesto en Canadá, la deportista santafesina se prepara para competir en Italia y los Países Bajos. 

Profundizando su compromiso de apoyar al deporte argentino y a sus promesas, San Ignacio acompaña a la nadadora Vanesa García como sponsor en su gira internacional, quien se alzó con el tercer puesto en una exigente competencia realizada en Canadá.

“Apoyar a nuestros deportistas nos enorgullece profundamente, sobre todo cuando se trata de chicos y chicas como Vanesa García, con valores que inspiran a otros jóvenes y que también representan a nuestra marca. Ser embajadores de nuestro país en competencias de alto nivel implica un esfuerzo enorme y creemos que es fundamental estar junto a ellos”, destacó Alejandro Reca, director y Gerente General de San Ignacio.

Desde hace varios años que San Ignacio patrocina a diferentes deportistas argentinos. En 2021, la empresa acompañó en los Juegos Olímpicos de Tokio a Alexis Eberhardt y Fernanda Russo, quienes representaron a la Argentina en la disciplina Tiro Deportivo.

«Ser embajadores de nuestro país en competencias de alto nivel implica un esfuerzo enorme y creemos que es fundamental estar junto a ellos”, Alejandro Reca, director y Gerente General de San Ignacio.

UNA HISTORIA DE FUERZA, CORAJE Y DISCIPLINA

Oriunda de Santa Fe, como San Ignacio, desde muy pequeña Vanesa García alternaba sus estudios en la escuela primaria del barrio de Candioti Sur con la pileta del club. Su empuje y dedicación la llevaron a destacarse primero en competencias locales y luego en el mundo, enfrentando innumerables desafíos. «No somos lo que logramos… Somos lo que superamos», suele afirmar Vanesa y lo transformó en su lema a lo largo de sus años de trabajo.

Hoy se ubica entre las mejores nadadoras de aguas abiertas del mundo. En julio pasado, Vanesa se distinguió con el tercer puesto en el Gran Premio de Aguas Abiertas Lac St Jean (Canadá), una carrera de 32 kilómetros desde Peribonka a Roberval. 

“Estoy muy contenta con mi tercer puesto. Es una de mis carreras preferidas en agua fría, ya que es de deshielo. Fue muy difícil por sus gigantes olas y su frescura, pero finalmente logré otra vez llegar a la meta”, contó orgullosa la nadadora. “Ahora es tiempo de volver a entrenar para las próximas carreras en Italia y Holanda. Agradezco el apoyo recibido para llegar a esta instancia”, agregó.

Con el patrocinio de San Ignacio, la deportista continúa entrenando y se prepara para representar a nuestro país en la Maratón Acuática Internacional Capri-Nápoles (Italia), una prueba en aguas abiertas de 36 kilómetros que se realizará el 4 de septiembre, y en la Marathon Ijsselmeer (Países Bajos), competencia de 22 kilómetros prevista para el 11 de septiembre próximo.