Una suave masa brioche rellena de crema pastelera y decorada con almendras fileteadas y azúcar impalpable.

Pan de Pascua en Chile, Colomba en Italia, Mona de Pascua en España, Roscón Pascual en México, Fil de Pâques en Francia o Rosca de Pascua en Argentina, son algunos de los nombres que lleva. Símbolo de la unión familiar y de la continuidad de la vida o resurrección, la Rosca de Pascua fue adaptándose a los países y costumbres alrededor del mundo.

Aquí, en nuestro Buenos Aires querido, en pleno corazón de Palermo Soho, la boulangerie comandada por el francés Morgan Chauvel ofrece su elogiada rosca preparada a la manera del país galo: una suave masa brioche rellena de crema pastelera y decorada con almendras fileteadas y azúcar impalpable. 

A partir del lunes 4 de abril, esta Rosca de Pascua se ofrecerá en 2 tamaños: de 1600 gr que rinde entre 8 y 10 porciones ($1950) y de 900 gr que rinde entre 4 y 6 porciones ($1100). Puede encargarse con 48 hs de anticipación al WhatsApp 11 3026-6000 o de forma presencial en Malabia 1510 (esq. Gorriti), Palermo Soho.

Más allá de sus ingredientes, su secreto mejor guardado está en el tratamiento de la materia prima. En palabras de Morgan, aquí los secretos de una buena masa brioche: “La preparamos solo con la yema del huevo (sin la clara) y le agregamos la manteca, ¡pero bien fría! La armamos sin molde formando una corona y al levar y cocinarse, el centro se achica. Colocamos el azúcar impalpable sobre toda la superficie, protegiendo el centro con un vasito”. Para la crema pastelera, Morgan recomienda usar una vaina de vainilla fresca, raspar el interior, colocar todo en la crema y al final filtrar para quitar los residuos.

Más info en www.cocu.com.ar