Una bodega mendocina presentó el primer vino criado en vidrio

Una bodega mendocina presentó el primer vino criado en vidrio

La bodega mendocina Estrella de los Andes lanza al mercado la primera añada producida en una pileta de fermentación transparente; un diseño propio y original.

Estrella de Los Andes elaboró la primera añada de Wine Glass con la cosecha 2017, que estará disponible en vinotecas de todo el país desde septiembre. Se trata de un vino fermentado en una pileta de vidrio, cuyas paredes traslucidas permiten observar los cambios que se producen durante el proceso. Para idear la pileta, la bodega convocó a ingenieros y se alió con Mendoglass S.A., de Alberto Prats. Luego de varias pruebas, lograron el diseño perfecto de un recipiente de 4800 litros que logra contener la presión del vino mientras muestra las transformaciones de la uva.

La propuesta de la pileta vidrio se convirtió en un nuevo atractivo enoturístico para la bodega, y además, en una herramienta enológica y un método educativo muy original. “La idea surgió para tener algo para que los turistas puedan ver el proceso interno de lo que sucede en un tanque. Como técnico, me di cuenta que también sirve para hacer ensayos, para educar al visitante y a todos los que trabajamos en la bodega. Además, permite perfeccionar técnicas y observar cómo trabajaban las máquinas que usamos”, explicó Lucas Moran, winemaker de Estrella de Los Andes, en declaraciones a la prensa.

Para la presentación de la pileta de vidrio, la bodega invitó a profesores y estudiantes de la zona a que vivieran la experiencia de elaborar vino desde el comienzo. “Buscamos mostrar lo que hacemos con toda transparencia. Podríamos decir que Wine Glass ha sido la oportunidad de mostrar al público a través de un vidrio lo genuino del proceso de producción con las manos en el viñedo”, explicó Moran.

El resultado de esta forma original de fermentación se podrá probar en septiembre, cuando los Wine Glass lleguen a las vinotecas de todo el país. Tanto el Cabernet Sauvignon como el Malbec, que serán vinos jóvenes, frescos y frutados, se comercializarán a un precio sugerido de 180 pesos.