Muchos empezaron despachando bebidas y sirviendo algún platito “para picar”. Con el tiempo fueron ampliando su menú y algunos ya se convirtieron en verdaderos clásicos.

Son especialistas en carnes, guisos y tortillas; sirven vino en pingüino y sus mozos visten de traje como antaño. Son lugares muy queridos y entrañables, y recientemente redescubiertos por las nuevas generaciones de paladares.

¡Qué lindo es comer! Estos son  3 bodegones porteños que no podés dejar de visitar:

1.El Obrero

Este lugar, fundado en los años 50’ por dos hermanos asturianos, comenzó como el comedero de los trabajadores del puerto. Al principio funcionaba como despacho de bebidas y con el tiempo empezó a ofrecer más alternativas. Hoy es famoso no solo por sus platos, sino porque varios artistas nacionales y extranjeros lo eligen para comer.  Se destacan los pescados, guisos y pucheros.

 Agustín Caffarena 64, La Boca / Tel: 4362-991

2. El Trapiche

Rabas, entraña, pastas y salsas que desbordan los platos. Con porciones abundantes y opciones para todos los gustos, esta esquina palermitana convoca público de todas las edades. Con el diferencial de no cobrar cubierto, ofrecen un apartado para las especialidades de la casa siendo el matambrito de cerdo al verdeo y la suprema “Chef”, los más pedidos.

 Paraguay 5099, Palermo /  Tel: 4772-7343

3. Albamonte

Un clásico de Chacarita. A metros de la estación de tren, Albamonte es una fonda clásica y versátil, por un lado se especializan en cocinar pizzas en horno a la leña, y por el otro, ofrecen platos de cocina elaboradísimos. Los pescados y mariscos son el caballito de batalla y las minutas también dan que hablar.

Avenida Corrientes 6735, Chacarita / T. 4553-2400