San Ignacio apuesta a su versión light reducida en grasas. Una propuesta para las familias que buscan una opción más saludable de este producto tan querido por los argentinos.

Según un estudio que realizó la consultora OH! Panel, más del 73% de los argentinos incorporaron hábitos más saludables en los últimos 5 años. El dulce de leche, uno de los productos lácteos más consumidos en el país, no es ajeno a esta tendencia y cada vez más familias incorporan la versión reducida en grasas a su menú.

En ese sentido, San Ignacio, empresa santafecina pionera en la exportación de dulce de leche, cuenta con una presentación light de su clásico dulce de leche: este producto está elaborado con leche descremada y es reducido en grasas. Está disponible en los principales supermercados del país y, comparado con su versión tradicional, cuenta con un 83% menos de grasas

De esta manera, la empresa ofrece una alternativa saludable pensada especialmente para quienes buscan el sabor tradicional e inconfundible de su dulce de leche, que se elabora con la misma receta desde 1939.

Conocé más en: https://www.sanignacio.com.ar/