De la mano de los creadores de Casa Cavia y La Panadería de Pablo, llega Orno, una pizzería con impronta hipster, tradición italiana y materia prima local.

Llegó Orno a Olivos, un espacio que rinde culto al maestro pizzero y al oficio de origen italiano y le agrega el aporte de las maravillas del suelo argentino, como los tomates mendocinos. Reinterpretando la clásica pizza napolitana, solo se usa materia prima de productores locales que cuiden el medioambiente, con una agricultura variada, diversa y sostenible.

Somos una pizzería orgullosa de ser argentina y contemporánea. Nuestra cocina es tradición y quiebre, usando ingredientes sencillos de altísima calidad. Creamos un espacio contemporáneo que resignifica los elementos tradicionales de las pizzerías con actualidad e ingenio…”, comenta Guadalupe García Mosqueda, alma máter de Mezcla Casa Gastronómica, los responsables detrás del proyecto.

El corazón del lugar es un horno a 400 grados que convoca por igual a amigos y a extraños a compartir la mesa. La masa de ORNO fue diseñada por el peruano Renato Peralta, reconocido panadero con más de 20 años de experiencia en el rubro gastronómico; su pasión es el pan y el mundo que se genera a su alrededor. Junto a Rodrigo Villanueva, ambos crearon bollos que fermentan durante 72 horas para lograr una pizza con más alvéolos, más digerible, más crocante por fuera y más suave por dentro.

El único formato disponible en ORNO es la pizza entera e individual, irregular e indivisible. Entre muchas opciones está la desayunera, con panceta y mozarella ahumada más espinacas a la crema. O la pestare, elaborada con pesto de rúcula, parmeggiano reggiano, prosciutto crudo y spring cream. También hay empanadas, fainá sticks, ensaladas y helados artesanales hechos por el equipo de Casa Cavia.

Para maridar esta propuesta se sirven tragos de autor diseñados por Lucas López Dávalos, como Mito y Negroni, clásico italianos reversionados. Lucas ha trabajado en los mejores hoteles de la Argentina, tales como Alvear Palace y Faena Hotel, entre otros.

El diseño del espacio se construye en torno al horno; de esta manera, los límites entre la cocina y el salón se desdibujan. Una cocina abierta, donde el cliente es espectador de la acción y la preparación de la pizza es el principal espectáculo. Aquí se puede ver el mundo del maestro pizzero en acción: sus materias primas, sus utensilios de trabajo, sus leñas.

ORNO Pizzeria
Corrientes 402, Olivos