La tecnología llegó a las pastas: conocé la máquina eléctrica

La tecnología llegó a las pastas: conocé la máquina eléctrica

De la mano de Ultacomb, y con el objetivo de revalorizar la comida casera llega la máquina eléctrica para pastas. Una manera fácil y dinámica de cocinar en casa para la familia o los amigos.

A todos nos gusta el sabor de una buena comida casera pero pocas veces disponemos del tiempo suficiente para la elaboración del plato preferido. En sintonía con las necesidades del público, Ultracomb irrumpe en el mercado con un gran lanzamiento: la máquina eléctrica para hacer pastas. Su diseño de 100% acero inoxidable ofrece garantía de larga durabilidad y brinda al público la posibilidad de preparar pastas estilo gourmet desde la comodidad de casa.

Las opciones de pastas a preparar tienen el límite en la imaginación del cocinero, ya que la maquina presenta un dial de 7 posiciones para controlar y estirar la masa desde 1,5 a 4,5 mm de espesor y lograr tiras de hasta 17,5mm de ancho. Se pueden preparar masas para ravioles, canelones, sorrentinos, lasaña, fideos tipo cinta y tallarines, entre otras variantes. Asimismo, la facilidad con la que se trabaja la masa, permite realizar tapas de empanadas y de tartas. Además, la máquina incluye un práctico soporte para secar las pastas y los distintos tipos de masas.

Este lanzamiento no hace más que seguir reflejando nuestra intención de fomentar la comida casera con herramientas para facilitar su aplicación en los hogares modernos. Sabemos que nuestros consumidores disfrutan de cocinar y compartir, pero muchas veces no les queda tanto tiempo para realizar comidas muy elaboradas. Apuntamos a que este producto anime a los más jóvenes a que empiecen a consumir pastas y masas hechas por ellos mismos en sus casas y a compartirlas con familias y amigos” explica, Belén Méndez, Responsable de Marketing de Ultracomb.

Para empezar a disfrutar la máquina de pastas, Ultracomb propone una receta imperdible de pastas de espinaca:

Ingredientes:
1 huevo
50 ml de aceite de girasol o de oliva extra virgen
150 g de espinaca fresca
200 g de harina de trigo 000
200 g de harina de trigo integral
Cucharadita de sal y pimienta

Preparación:
Procesar las espinacas junto con la sal, la pimienta y el aceite, colocar en un bowl profundo esa mezcla, cascar el huevo y revolver, de a poco ir agregando las dos harinas y formar una masa, amasar unos minutos hasta que la masa se siente suave, pareja y homogénea, dejar descansar tapada por 30 min. Luego, cuando la masa ya esté relajada y lista, cortar en 3 partes y pasar por el rodillo de la máquina de pastas desde 1 hasta 7 (1 es el rodillo más grueso hasta el más fino) colocar un poco de harina para que no corras el riesgo de que la masa se quede pegada en el mismo. Una vez que tengas la primera masa lista en grosor y ancho, pasar por la parte de la máquina que realiza el corte de tallarines, dejar orear unas horas antes de cocinarlos en agua hirviendo y salada por unos 4 minutos (si te gustan al dente) podes servirlos con un rico gustito de aceite de oliva y perejil picado.