La dieta del metabolismo acelerado, un furor para perder peso

La dieta del metabolismo acelerado, un furor para perder peso

Saltó a la fama después de que distintas estrellas de Hollywood mostraran los resultados. En nuestro país, el caso de Malena Guinzburg fue el más representativo. Qué es la Dieta del Metabolismo Acelerado, el revolucionario plan alimenticio creado por la nutricionista Haylie Pomroy.

Dietas abundan pero exitosas hay pocas. Si bien la mejor alimentación reside en el consumo equilibrado de frutas, verduras, proteinas y carbohidratos, un nuevo método para perder peso está dando qué hablar. Se trata de la Dieta del Metabolismo Acelerado (Editorial Grijalbo), creada por Haylie Pomroy, la nutricionista reconocida por asesorar a distintas personalidades del espectáculo como Jennifer López, Resee Witherspoon y Robert Downey Jr.

Según reza la web de la autora “con la dieta del metabolismo acelerado vas a comer mucho, y aún así vas a perder peso. Lo que seguro que no vas a hacer es contar cada una de las calorías o cada gramo de grasa que ingieres. Por el contrario, cambiarás lo que comes cada semana, siguiendo un plan simple, comprobado y diseñado cuidadosamente para causar los cambios fisiológicos que permitirán que tu metabolismo se acelere”.

La dieta del metabolismo se estructura en tres fases, que idealmente se realizan de lunes a domingo y deben repetirse durante cuatro semanas. El plan es sencillo pero riguroso y es así:

Primera fase (lunes y martes): proteínas, carbohidratos y frutas.
Segunda fase (miércoles y jueves): solo proteínas y vegetales.
Tercera fase (viernes, sábado y domingo): todo lo anterior más grasas y aceites saludables.

Como todo, hay ciertas limitaciones y el trigo, el maíz, la soja, el alcohol, la cafeína, los azúcares o los productos light están terminantemente prohibidos a lo largo del proceso que promete un “reset” del metabolismo. Asimismo, en cada fase hay una lista de alimentos “permitidos” a la que hay que atenerse con la mayor fidelidad posible para lograr el éxito.

Otra de las particularidades de la dieta es que exige comer cada tres horas y recomienda, siempre que sea posible, consumir alimentos orgánicos. Veamos un esquema de cómo sería:

FASE 1:
Verdura: se puede comer la cantidad deseada fresca, en conserva o congelada, siempre y cuando esté en la lista de alimentos de la fase
Proteínas: se permiten carnes de ternera, cerdo, pollo o pavo. Entre los pescados: merluza, platija, sardinas, lenguado o atún.
Cereales: una taza (30 gramos).
Fruta: una pieza, fresca o congelada.
Grasas: excluidas.

Indicaciones:
Come cinco veces al día cada tres o cuatro horas. Siempre que sea posible recurre a los alimentos orgánicos.
Para el desayuno: cereales y fruta antes de que pasen 30 minutos desde que te levantaste.
Entre tres y cuatro horas más tarde, una colacion de fruta.
Realiza la comida tres horas más tarde. Esta tiene que contener: cereales, proteínas, fruta y verdura.
Entre tres y cuatro horas más tarde, una colacion de fruta.
Para la cena: cereales, proteínas y verdura.

FASE 2:
Verdura: ilimitada.
Proteínas: 120 gramos de carne o 170 de pescado, media taza de legumbres o tres claras de huevo.
Cereales: excluidos.
Fruta: una pieza (en esta fase solo limas y limones).
Grasas: excluidas.
Smoothies: un vaso.

Indicaciones:
Toma proteínas y verduras en el desayuno antes de que pasen 30 minutos desde que te despertaste.
Tres horas más tarde, recurre a un snack rico en proteínas.
Realiza una comida rica en proteínas y verduras tres horas más tarde.
Transcurridas otras tres o cuatro horas recurre a un snack rico en proteínas.
Al igual que la comida, la cena, tiene que estar cargada en proteínas y vegetales.

FASE 3:
Verdura: ilimitada.
Proteínas: 120 gramos de carne o 170 de pescado, media taza de legumbres o un huevo y medio (es absurdo conseguir esa cantidad, por tanto, mejor alternar entre uno o dos en cada comida).
Cereales: ¾ partes de una taza.
Fruta: una pieza y media.
Grasas: ¾ partes de una palta, ⅜ partes de una taza de frutos secos, ⅓ parte de una taza de humus, ½ taza de guacamole.
Smoothies: un vaso.

Indicaciones:
En el desayuno incluye fruta, grasas, proteínas, cereales y verduras.
Toma un snack a base de productos vegetales a media mañana, dos horas después del desayuno.
Comida: verduras, grasas y proteínas entre tres y cuatro horas más tarde.
Toma de nuevo un snack a base de productos vegetales entre tres y cuatro horas después.
Cena: verduras, grasas, proteínas y cereales.