Woman lying in bed

Este viernes 15 de marzo se conmemora el Día Mundial del Sueño, fecha propuesta por la Asociación Mundial de Medicina del Sueño para promover una mejor comprensión de un trastorno que afecta la salud y la calidad de vida del 45% de la población.

En la Argentina, se calcula que 4 de cada 10 personas sufren alguna patología del sueño mientras que más de la mitad de la población tiene “la sensación de dormir mal”.

Biológicamente las personas están preparadas para dormir un tercio de sus vidas y, la privación del sueño puede tener importantes consecuencias. Durante el estado del sueño se generan varios procesos homeostáticos o de autorregulación: aumenta la actividad parasimpática (lo que permite recuperar energía), disminuye la presión arterial, y se incrementan las hormonas anorexígenas. En la primera mitad de la noche, se eleva la secreción de hormona de crecimiento y antes de despertar se secreta la cortisol, hormona que provee la energía necesaria para afrontar el estrés del día que comienza.

Delhospital ediciones, la editorial del Instituto Universitario Hospital Italiano, recomienda la lectura del libro La ruta del sueño en el que la autora, la Dra. Stella Maris Valiensi, recomienda tips y consejos para mejorar la calidad de vida de las personas a la hora de dormir. En ese sentido, Valiensi afirma que “la función del dormir puede reeducarse y tras algunos meses de cambiar hábitos e implementar los consejos que los profesionales brindan en el libro, es probable que se comiencen a ver los resultados”.

Los beneficios de dormir bien son múltiples: se incrementa la creatividad y mejora la memoria, ayuda a perder peso, fortalece el sistema inmunológico, protege el corazón, combate la depresión, recarga energía y favorece el rendimiento laboral.