Edy del Pópolo: “Cuando se respeta el terroir, los vinos no deberían ser iguales”

Edy del Pópolo: “Cuando se respeta el terroir, los vinos no deberían ser iguales”

En un almuerzo exclusivo, el enólogo de la bodega Susana Balbo presentó las novedades de Benmarco, la línea de vinos de altura que tiene a su cargo. Presente y futuro de estos grandes vinos fresco, expresivos y fieles testigos de la riqueza del terroir del Valle de Uco. 

Con fincas propias ubicadas en zonas estratégicas de Mendoza, la línea Benmarco de Susana Balbo Wines ofrece, cosecha tras cosecha, vinos de gran presencia, frutados y de gran cuerpo. Se trata de vinos que sorprenden gratamente en nariz y boca y que buscan expresar la rica identidad del terroir del Valle de Uco sin pretensiones ni tecnicismos.

Recientemente Edy del Pópolo, referente del mundo del vino y enólogo a cargo de la línea Benmarco de Susana Balbo, presentó en Buenos Aires las últimas novedades de la bodega. El lugar elegido para hacerlo fue VICO, el wine bar ubicado en Villa Crespo que sirve el vino desde modernos dispensers importados que permiten preservarlos abiertos por hasta casi un mes en óptimas condiciones. Con una propuesta que rinde culto a los clásicos de la cocina argentina, la comida acompañó muy bien lo que fue el recorrido por distintos varietales y técnicas de vinificación.

Como en toda degustación, se comenzó por los blancos y los elegidos por Del Pópolo fueron el Benmarco Sin Límites Chardonnay 2018, de la zona de Gualtallary y el Susana Balbo Signature White Blend 2017 de Altamira; éste último un assemblage de Semillón, Torrontés y Sauvignon Blanc de gran potencia aromática, con notas florales y cítricas irresistibles. En boca untuoso y frutado y de final mineral y persistente.

 

Pasados los blancos llegó el momento de los tintos.  Comenzando por el Benmarco Malbec 2017 de Los Chacayes, un extraordinario terroir que por su suelo franco arenoso y rocoso garantiza buena permeabilidad, limita el crecimiento de la planta y asegura su perfecta madurez. Este vino se percibe en nariz con aromas a fruta negra y sus taninos son fuertes y persistentes en el final.

Continuando por el camino de los tintos, y acompañando cada vino con un bocado pensando especialmente para acompañar, Benmarco Cabernet Sauvignon 2017 de Los Árboles y el Benmarco Expresivo 2017 de Gualtallary. En el caso del Cabernet se trata de un vino brillante con persistentes sabores a grosella, cassis, ciruela combinados con un toque especiado y jugosa acidez. De buena estructura, posee taninos firmes y un final persistente. En el caso del Expresivo, se trata de un vino compuesto por un 80% de Malbec y un 20% de Cabernet Franc, dotado de una acidez natural bien equilibrada y sabores minerales.

Hacia el final de la velada, Del Pópolo descorchó con cierto orgullo el Benmarco Sin Limites Gualtallary Malbec 2017, un vino fermentado en huevos de concreto que en su maceración tuvo contacto con los hollejos durante 25 días.  En la copa, se reflejan los suelos calcáreos de Gualtallary y hay ciertas notas de pimienta rosa. Por último, se degustó el Benmarco Sin Limites Pedernal Malbec 2017 del Valle del Pedernal de San Juan. Un vino herbal con una nariz muy perfumada que recuerda a hierbas secas como el tomillo, coriandro y lavanda. En boca es sedoso, con retrogusto largo y persistente.

En definitiva, Benmarco continúa consolidándose como una opción para conocedores exigentes que cuando descorchan una botella buscan encontrar allí rastros de Valle de Uco.