Batidos para refrescarse y cuidar la línea

Batidos para refrescarse y cuidar la línea

Las altas temperaturas de la temporada estival hacen necesario hidratarse constantemente. Es la mejor época del año para incorporar batidos, licuados o smoothies a nuestra dieta.

El calor es el motor para lleva a cabo esta iniciativa, y además, en los mercados comienzan a aparecer frutas orgánicas. Se termina la temporada de manzanas y cítricos. Es el turno de las ciruelas, cerezas, moras, duraznos, damascos, melones, sandías y muchas otras.

Te recomendamos algunas recetas para sentirte bien y llevar los días con frescura. Son batidos que se preparan con licuadora. En el caso de los que llevan frutas, quedan mucho más ricos con un cubo de hielo. En el caso de los de vegetales, hay que saber medir la sal y el oliva.

Los batidos están pensados para llevar adelante una dieta líquida, pero si tenemos la necesidad de algo sólido, una ensalada nunca está de más. Si queremos incorporar algo más sustancioso, se puede cocinar un poco de quinoa, mijo o algún arroz integral.

En el caso que el antojo vaya por el lado de algo crocante, se puede probar con zanahorias en bastones o tallos de apio.

A continuación, algunas recetas para desintoxicarse y probar en este hermoso verano que tenemos por delante:

 Para la mañana:

  • Sandía con espirulina o pasto de trigo.
    • Mango, maca, limón, agua.
    • Leche de almendras, maca, espirulina y cacao.
    • Ananá con cilantro.
    • Frutos rojos con pomelo y espirulina.

Para el mediodía:

  • Kale, perejil, jengibre, limón, pepino, palta, sal, aceite de oliva y agua.
    • Zucchini, palta, limón, cilantro, brotes, cayena, sal, aceite de oliva y agua.
    • Tomate, albahaca, pimiento rojo, perejil, cebolla de verdeo, gotas de vinagre de manzana, sal cayena, aceite de oliva y agua.

Para la tarde:

  • Banana, mango, agua, gotas de limón y un toque de cúrcuma.
    • Durazno, gotas de limón y agua.
    • Frutos rojos, espirulina y jengibre.

Para la noche:

  • Mix de hojas verdes (kale, achicoria, diente de león, perejil), palta, jugo de limón, brotes, algas, aceite de oliva.