Abrió en Buenos Aires el primer restaurante automatizado de América Latina

Abrió en Buenos Aires el primer restaurante automatizado de América Latina

Se trata de Foster Nutrition, el primero en su tipo en nuestro país. En el lugar no hay mozos ni cajeros: solo tablets, pantallas, música de fondo y una extensa carta.

El proceso del moderno restaurante es muy sencillo, los clientes realizan su pedido en cualquiera de las tablets ubicadas en la entrada del local, donde pueden elegir entre un variado menú de comidas rápidas pero nutritivas. Luego del proceso de selección, el pedido se retira en uno de los 18 boxes automatizados que tendrá escrito el nombre del cliente, quien puede tocar la pantalla táctil y retirar la comida de manera muy simple. El tiempo de espera por la entrega del producto va de entre 30 segundos a 3.30 minuto, y la comida se puede pedir para llevar o comer dentro del local.

Para pedir una ensalada gourmet, una sopa o un jugo, los clientes se acercan a unas tablets donde pueden elegir su menú. El pedido se paga con tarjeta y se retira en uno de los 18 boxes automatizados donde se proyecta el nombre del cliente. Y todo tarda entre 30 segundos y 3 minutos. De hecho, las tabletas registran las preferencias de cada consumidor y su método habitual de pago para que en su próxima visita pueda hacer el pedido con sólo unos clics.

Foster está ubicado en un edificio de 1922 que es patrimonio cultural y que antes era ocupado por Le Bar. Por el momento su horario está reducido de 10 a 18, pero contemplan ampliarlo en breve de 8 a 19.30 horas. El servicio funciona rápido y la carta ofrece pocas opciones, pero de calidad. Desde un pollo al curry hasta ensalada de Salmón Gravlax. Para beber hay aguas, limonadas y jugos naturales.

Foster
Tucumán 422, CABA